EXPERIENCIAS EN EL BLOG III: TESTIMONIO DE VOLUNTARIADO EN PROYECTO DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA Y SOCIAL CON MENORES Y MUJERES EN CAMPO DE REFUGIADOS. PALESTINA.

Oier Pérez, proyecto INTERVENCIÓN EDUCATIVA Y SOCIAL CON MENORES Y MUJERES EN CAMPO DE REFUGIADOS. PALESTINA.

Me llevo una experiencia fantástica como voluntario en el centro dentro del campo de refugiados New Askar Camp. Ha sido una experiencia totalmente nueva para mí con mucho choques políticos, culturales, sociales y económicos que he tenido que superar y he aprendido de todas y cada una de las situaciones a las que me he tenido que enfrentar. Para que ese camino sea más fácil, me han ayudado desde el primer día todos los voluntarios y todas las voluntarias del centro, me han hecho sentirme como en casa. Acogen muy bien al voluntario internacional desde el primer día con su sonrisa y buen humor incansable. Es una gran familia joven integrada por 50 personas, en la que no hay personas asalariadas, en la que cualquier voluntario o voluntaria puede mostrar sus ideas sobre los proyectos que quiera hacer y si es posible ejecutarlos. Cada voluntario da lo mejor de sí cuando entra en centro. Estas actividades están dirigidas a los niños y niñas del campo de refugiados con la intención de que pasen lo menos tiempo posible en la calle sin quehaceres. Hay clases de Dabka, teatro, boxeo, gimnasia, clases de idiomas.

Yo he dado clases de castellano tanto a niños como a jóvenes, he realizado juegos con los niños, he decorado la fachada del centro con un dibujo y he ayudado en las demás actividades del centro. Ellos en cambio, me han enseñado algo de árabe, su baile tradicional Dabka y me han contado un sinfín de vivencias tan duras que han sufrido a lo largo de sus vidas y solamente si te encuentras en el país destino las comprendes totalmente. Todo eso me ha hecho entender los entresijos de una ocupación que sufre diariamente el pueblo palestino, en la que nunca se termina de aprender cosas nuevas.

Además, para el centro es esencial que los voluntarios sean mejores cada día ya que son los encargados de educar a los más jóvenes. Para que eso sea posible organizan charlas de “Como ser buen líder”, “Como conectar con la gente”… en la que adquieres conocimientos útiles para toda tu vida.
También, se trabaja para que entre los voluntarios haya buen ambiente. Para eso, se organizan viajes de día como puede ser a la piscina en la que estas todo el día en comunicación con ellos.

Todos los veranos Keffiyeh organiza un campamento de verano abierto a todos los niños del campo en la que participan alrededor de 150 niños y en la que se necesita más si cabe la ayuda del voluntario internacional. Se realizan en la escuela del campamento. En los días previos los voluntarios decidimos qué hacer durante el campamento. Organizamos diferentes aulas con una temática distinta en cada una de ellas: aula de arte, de deporte, de Dabka, de inglés, de gimnasia y los asistentes van rotando por todas de ellas cada día.

La asociación siempre tiene la puerta abierta a los turistas que quieren ver de primera mano la realidad del campo. Contamos el día a día en el campo y a que se dedica la asociación. El voluntario internacional puede ser uno de los encargados en dirigirse a ese grupo de personas. En mi caso he hablado en varias ocasiones delante de los turistas. Les he hablado de los conocimientos que he ido adquiriendo de distinta gente a lo largo de mi estancia en el campamento.

En definitiva, ha sido un viaje muy completo en la que he adquirido conocimientos en distintas ramas de la vida. Es así que animaría a toda la gente que está en duda a venir a Palestina para conocer la realidad de primera mano. Cualquier ayuda internacional es bienvenida y cada uno de los miembros de la asociación Keffiyeh te recibe con los brazos abiertos y con una gran sonrisa.