Consecuencias socio-económicas del coronavirus Covid-19

«Comenzamos el cuarto mes de la pandemia de Covid-19 y las consecuencias, en todos los países del mundo, serán muy graves no sólo desde el punto de vista sanitario sino también económico y social», declaró este miércoles, durante una conferencia de prensa, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus. «Estoy muy preocupado por la rápida escalada de nuevos casos a nivel global», afirmó.

«La pandemia se propaga con mucha rapidez por todos los países del mundo, las muertes se han multiplicado por dos en menos de una semana y pronto alcanzaremos un millón de casos de infección», comentó el dirigente de la OMS. «Las medidas de distanciamiento físico son eficaces pero tendrán graves consecuencias para los más pobres», sentenció.

Según el dirigente de la OMS, «Esta es la primera vez que hay una pandemia de coronavirus en el mundo y, aunque ahora conocemos muchas más cosas del Covid-19 que al principio de la pandemia, todavía hay demasiados puntos oscuros. Tampoco sabemos como el virus va a evolucionar en el futuro por lo que tenemos que aceptar la situación con apertura de espíritu», observó.

Tedros alabó las decisiones de distanciamiento físico tomadas en casi todos los países del mundo para luchar contra la pandemia de coronavirus pero indicó que había contactado a los países del G20 para que tomaran medidas frente a las consecuencias económicas de la pandemia principalmente en los países más pobres del mundo ya que con el confinamiento la gente no puede salir a ganar su pan cotidiano», señaló.

Por su parte Michael Ryan, director ejecutivo de la OMS, respondió tajante a una pregunta sobre posibles tratamientos explicando que « se trata de un nuevo virus para el que, por el momento, no existe ningún tratamiento». «Por favor, cuídense como lo crean oportuno. Limón con jenjibre o cualquier otro remedio que crean necesario. Sin embargo, desde el punto de vista científico esperamos los resultados de los ensayos clínicos», añadió.

Teresa Benitez de Lugo.