La guerra en Yemen se cobra ya más de 80.000 víctimas por desnutrición en menores de 5 años.

Decenas de miles de niños menores de cinco años han muerto en Yemen debido a las carencias en su dieta provocadas por tres años de guerra civil, según la organización Save the Children.

Cerca de 2,2 millones de niños en Yemen están severamente desnutridos y necesitan atención urgente. Al menos 462.000 niños sufren desnutrición aguda grave, un incremento drástico de casi un 200% desde 2014. Además 1,7 millones de niños sufren desnutrición aguda moderada.

La situación de los niños que sufren desnutrición severa en provincias como Hodeida, Sa’ada, Ta’izz, Hajja y Lahej es crítica. Estas cinco áreas tienen el mayor número de casos de desnutrición aguda grave en el país. Sa’ada además tiene las cifras más altas de niños con retraso en su crecimiento, llegando a números sin precedentes: en algunas zonas 8 de cada 10 niños sufren desnutrición crónica.

“La desnutrición en Yemen ha llegado a niveles sin precedentes y sigue aumentando”, explica la doctora Meritxell Relaño. “El estado de salud de los niños en el país más pobre de Oriente Medio nunca había sido tan grave como ahora”.

Ya antes de la intensificación del conflicto en marzo de 2015, Yemen se enfrentaba a los desafíos de la pobreza generalizada, la inseguridad alimentaria y la falta de servicios de salud. Ahora el sistema de salud de Yemen está al borde del colapso.

Menos de un tercio de la población del país tiene acceso a atención médica. Menos de la mitad de los centros de salud están operativos. Los trabajadores sanitarios llevan meses sin cobrar sus salarios, y las agencias humanitarias tienen dificultades para llevar suministros vitales debido al punto muerto en el que están las partes en conflicto.

Al menos un niño muere cada diez minutos en Yemen por causas evitables como diarrea, desnutrición o infecciones respiratorias.

“La violencia y el conflicto han revertido importantes progresos que se habían conseguido en la última década para la salud y la nutrición de los niños yemeníes. Enfermedades como el cólera y el sarampión se han propagado, y con tan pocas instalaciones de salud operativas estos brotes están teniendo un importante impacto en los niños”, señaló Relaño.

UNICEF ha hecho un llamamiento a las partes en el conflicto para que nos les den acceso ilimitado a los niños que necesitan ayuda en todo el país, para poder entregar suministros nutricionales, proporcionar tratamiento para niños con desnutrición y apoyar los servicios de salud del país.

Laura Maurelo.