Mejorar la salud materna (ODM5), mucho camino por recorrer

01.07.14

“Objetivo del milenio (ODM) nº 5: Mejorar la salud materna”, siendo las metas: Reducir la mortalidad materna (MM) en tres cuartas partes entre 1990 y 2015 y lograr para 2015, el acceso universal a la salud reproductiva.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud de  2005, son pocos los países en desarrollo que se encuentran en camino de lograr el ODM 5. En 56 de los 68 países prioritarios en los que se registra el 98% de las muertes maternas, la MM seguía siendo elevada (> 300 muertes maternas por 100 000 nacidos vivos).

Por otra parte, según informes de las Naciones Unidad más recientes (2013), la situación actual para conseguir este OMD, sería la siguiente:

  • La mortalidad materna se ha reducido a casi la mitad desde 1990. A pesar de que los progresos realizados no bastan para lograr este objetivo (cuyo plazo está a la vuelta de la esquina), todas las regiones han logrado avances importantes.
  • A nivel mundial, la tasa de mortalidad descendió de 400 mujeres fallecidas a causa de la maternidad por cada 100.000 nacidos vivos en 1990 a 210 en 2010. Sin embargo, alcanzar la meta de los ODM de reducir la mortalidad materna en tres cuartas partes requerirá medidas aceleradas y un respaldo político más firme para las mujeres y los niños.
  • Proporcionar atención de calidad a las mujeres durante el embarazo y en el momento del parto es crucial, no solo para salvar la vida de las mujeres sino también la de sus bebés.
  • Los países africanos presentan amplias disparidades en el ámbito de la salud materna y reproductiva. La mortalidad materna tiende ser menor en los países donde existen unos niveles relativamente alto de uso de anticonceptivos y asistencia cualificada durante el parto. Con una prevalencia del uso de anticonceptivos de solo el 25% y unos niveles bajos de asistencia cualificada durante el parto, África Subsahariana es la región con la mayor tasa de mortalidad materna del mundo.
  • La educación de las niñas es fundamental para reducir la mortalidad materna. El riesgo de muerte materna es 2,7 veces mayor entre las mujeres sin estudios y 2 veces mayor entre las mujeres que han recibido entre 1 y 6 años de enseñanza que en el caso de las mujeres con más de 12 años de enseñanza.

En estos informes también se nos habla de las iniciativas que están funcionando en pro a conseguir este objetivo Nº 5. Algunas de ellas son:

–         En Bangladesh se está fomentando la formación de personal especializado en asistencia al parto entre el personal de enfermería; el gobierno de este país se ha comprometido a desplegar 3000 parteras en 2015.

–         En Sierra Leona, la asistencia sanitaria gratuita puesta en marcha en 2010 para mujeres y niños y niñas menores de 5 años, ha provocado (en sólo un año) una mejora del 150% en la gestión de complicaciones derivadas de la maternidad en los servicios de salud y una reducción del 61% en la tasa de mortalidad materna.

También se han producido ciertos movimientos que contribuyen a la consecución de este ODM. Uno de los más importantes es “Todas las mujeres, todos los niños” encabezado por Ban-Ki Moon, con el fin de movilizar e intensificar la acción mundial para salvar la vida de 16 millones de mujeres y niños en todo el mundo y mejorar la salud y la vida de millones de personas. En colaboración con líderes de más de 70 gobiernos, organizaciones multilaterales, el sector privado y la sociedad civil, “Todas las mujeres, todos los niños” ha conseguido el compromiso de más de 280 asociados.   A través de este movimiento, se han producido diversas iniciativas (públicas y privadas) muy interesantes para proteger la salud materna e infantil; entre ellas, se encuentran:

  • El Fondo de Contrapartida de la Alianza Mundial para el Fomento de la Vacunación y la Inmunización (GAVI), una iniciativa público-privada, es un programa mediante el cual el Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido y la Fundación Bill & Melinda Gates asignan contribuciones del sector privado a la distribución de vacunas esenciales en los países de ingresos más bajos.
  •  La Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONUMujeres) ejecuta un programa conjunto en el Chad, Guinea, Haití, Malí, el Níger, la República Centroafricana y el Togo para poner de relieve los vínculos existentes entre la violencia contra la mujer y la salud materna y promueve la financiación y capacita a parteras y trabajadores sanitarios en las comunidades. Este programa innovador forma parte de una asociación con la OMS, el UNFPA y el UNICEF, con el apoyo del Fondo Muskoka francés.
 A lo largo de estos años se ha avanzado en cuanto a la protección de la salud materna, aunque aún las iniciativas puestas en marcha no son suficientes para conseguir el Objetivo del Milenio nº 5. Se necesita de un mayor compromiso, en general, de todos los países, para poder estar más cerca de la consecución de este y de los otros ODM.

Fuente: informes de la ONU sobre los objetivos del Milenio.

Autora: María Requena Espada. Postgrado en Cooperación al Desarrollo y Ayuda Humanitaria.